Factor Maya

  Sabiduria Maya Galactica

El numero seis "Uac" es el rayo del equilibrio orgánico, el dinámico equilibrio de la base del "yo" combinado con el de la unidad. El equilibrio orgánico es un proceso activo, no un estado fijo o estático. Está enraizado en la totalidad de quien eres. Que tus raíces receptivas vayan hondo, afianzando tu habilidad de poder responder en este mundo. Has que tu Esencia-Ser se exprese en tu actualidad, la vivacidad deriva de la esencia.

Eres la unidad que crea el equilibrio orgánico. Eres libre de elegir, responder, dar y recibir. El 6 te pide responder a la vida con el amor, traer el cielo a la Tierra a través de tu incorporación de la estrella de 6 puntas. Incorpora lo divino en tu forma orgánica. Al ser tú receptiva de la vibración celestial, el cielo es acercado a la Tierra. Al tu viajar hacia casa, la Tierra es acercada al cielo. Así se crea el equilibrio orgánico, la Tierra y el Cielo es simbólica unión.

Es el ritmo interno de todo tu ser. Es la armonía natural de todo tu cuerpo. Es la estrella de seis puntas. Es la organización de los ritmos internos en sintonía con los externos. Son los procesos de la naturaleza y el equilibrio organico de donde se desprende. Es el hogar en el cual quieres vivir, la fundación de la familia. Representa la moderación de los deseos y ambiciones. Es una fuerza en la cual puedes ver el biorritmo de las personas. Tiene que ver con tu cuerpo físico, con tus resistencias, debilidades, los ritmos de tus sistemas, tus ganas, tus limitaciones, tu salud, la alimentación y de que forma te nutres o te intoxicas. Se refiere al saber escucharte a respetar tus propios tiempos, a tus sensaciones internas, a que puedas ser realmente. Tienes una energía que debes saber dosificar y canalizar. Puedes tener problemas de somatizar energias nocivas en tu cuerpo físico. Puedes sufrir de alteracion en tus ciclos, sistemas internos, fluidos, circulación de energía. Debes cuidar de no desbordarte, mas que nada por las emociones, ni por las presiones que puedes sufrir por tu entorno.
Es en esencia un principio activo, con lo cual tienes el potencial para equilibrar todo en tu vida, y al hacerlo aumentas la tranquilidad y la armonía. Busca en lo profundo de tu ser la verdadera esencia, allí eres en su totalidad, encontrarás tu capacidad creativa para modificar las situaciones, las relaciones, para poder dar amor y que te lo brinden también a ti y así encontrar el equilibrio. Una vez que sabes quién eres, hacia dónde te diriges puedes llevar a la realidad tu expresión y tu vitalidad que forman la equidad.

¿Cómo me equilibro y balanceo?

¿Cómo puedo organizar con igualdad?

¿Cómo puedo organizar las diferentes partes para equilibrar?

En general, los seres humanos vivimos con el constante embate de fuerzas opuestas y complementarias: frio-calor; día-noche; blanco-negro; bien-mal; salud-enfermedad. Y son estas fuerzas duales las que marcan tu estado de bienestar o malestar.

Cuando estas fuerzas sintonizan con tus deseos y aspiraciones, vives un estado de gozo y de prosperidad; cuando estas fuerzas parecen no favorecer el cumplimiento de tus objetivos, son impactados emocionalmente por ellas y entras en un estado de abatimiento y depresión. Pero ambas fuerzas no son mas que la expresión del flujo y reflujo de todas las cosas. Causa y efecto de tus propias acciones.

Tendemos a pensar que todo lo aparente malo que nos ocurre tiene un origen en algo externo que alguien hizo para perjudicarnos; no es así, todo lo que ocurre tiene su origen en algo intencionado, accionado y sostenido por nosotros mismos. Todo lo que ocurre afuera es una expresión de lo que ocurre en tu interior.

Esto seguirá siendo así mientras no alcances niveles superiores de consciencia, ni hasta que accedas a un mas alto nivel de vibración. Cuando esto ocurra, descubriras y accederas a una tercera fuerza inmanente y actuante en todo lo que vibra: la fuerza neutralizante o equilibrante de todo lo que es vida en el universo. A partir de ese momento, sin negar su accionar ni sus consecuencias, te pondras sobre la dualidad de los opuestos.

Aprenderas que los opuestos son solo una ilusión, impostura y, en ultima instancia, circunstancias sujetas a modificación y transformación en virtud de tu propia fuerza y potencia interna. Entonces la vida dejara de ser un constante sufrimiento y un gozo transitorio para así transformarse en un persistente crecimiento, aprendizaje y desarrollo. Cada eventualidad se transformara en una oportunidad y en un desafío que te conducirá hacia mayores alturas en la espiral evolutiva y ascensional.

La vida es un mosaico formado por dos energías que cohabitan, se refuerzan y dan sentido la una a la otra y, en esa conjunción, forman un todo armónico y complementario que hace que la vida se despliegue y se sostenga a si misma.